Comanchería, la película del 2017 que odia Donald Trump

La película cuenta la historia de dos hermanos que planean robar un banco para salvar su granja familiar, con Jeff Bridges en uno de los papeles de su vida. Como era de esperar, pese a ser la película más sólida de entre las candidatas a los Oscar del 2017, Comanchería no ha conseguido ni una de las estatuillas, sin embargo su calidad es indiscutible, una obra maestra para reflejar la américa rural y profunda que ha votado a Donald Trump en las pasadas elecciones. Una América inculta, cansada, asolada por décadas de crisis, cristiana y racista.

Un padre divorciado y su hermano, un ex presidiario recién salido de la cárcel, se dirigen al Oeste de Texas con el objetivo realizar una serie de robos en una serie de sucursales bancarias, mientras desgranan sin parar atributos morales que nos hacen fundir en el mismo personaje al buenoa, al feo y al malo.

“Los dos hermanos que interpretan con coraje y talento infinitos Chris Pine y Ben Foster, y el hombre de ley al que da vida el maravilloso Jeff Bridges, son gente de hoy, filmados por Mackenzie con rotundidad y fiereza visual. Es la América a la que apeló Trump, la que se agarró a su nuevo presidente porque no creía ver otro asidero mejor. Es la América blanca, la de mestizos y mexicanos ninguneados e insultados. Si Trump engañó a la mitad y unos cuantos más lo irá diciendo el tiempo. Pero Comanchería no engaña. Es cine mayúsculo sobre recompensas: económicas y, aún mejor, morales”. Así hacia su reseña Javier Ocaña de EL PAIS.

“Se habla de desahucios, de pobreza, de pasarlas canutas y de poblados de mierda; de camareras que trabajan de sol a sol por unas propinas que apenas llegan para pagar alquiler, colegios y médico; de que te den hostias desde niño, de la mala educación, del legado de violencia, de estar hasta las narices, de ser imperfecto y no un santo, de la conversión en la delincuencia, de que la sociedad lo provoca, de que ha llegado la hora de la rebelión. Y no precisamente silenciosa”.

En cualquier caso se trata de una película incómoda no solo para los Oscar del 2017, sino en las antípodas de la gran gandora de la edición “La La Land”, donde un mundo de cuento, aunque no sea perfecto, permite soñar, con música, con moda, con el éxito. Una película sobre perdedores nunca ha sido favorita, y más cuando en frente la alegría de vivir, a pesar de la sombra alargada de un Presidente que tiene mayoritariamente en contra a la esencia de Hollywood.

¡Bienvenido Mr Trump!

 

Artículos Relacionados

Dressage

SICAB 2017: más Campeones mundiales ATATURC DUC arriba en 7 años

Dressage

Campeonato de Caballos Jóvenes 2017: FARRON AMTUNA, LEMEN´S STAR y QUARLITO DE NYMPHENBURG en el medallero de 4 años

Dressage

El Campeonato de España de Caballos Jóvenes 2017 en Imagenes


To Top